Sanitas Hospitales introduce la endoscopia de glándulas salivares

La Sialoendoscopia, alternativa a la cirugía convencional en el tratamiento de patologías obstructivas de las glándulas salivales

  • En muchos casos, la sialoendoscopia permite evitar la extirpación quirúrgica de la glándula afectada

  • La formación de cálculos, estrechamiento de los conductos y tapones de moco, entre los trastornos más frecuentes

  • Eficaz en el tratamiento de la parotiditis recurrente infantil y el Síndrome de Sjögren

 

Sanitas Hospitales ha introducido la endoscopia de las glándulas salivales, conocida como sialoendoscopia, para el diagnóstico y tratamiento mínimamente invasivo de las patologías que afectan a las glándulas salivales. Desde el punto de vista diagnóstico, la técnica permite explorar los conductos salivales mediante un endoscopio de dimensiones muy reducidas lo que facilita la detección de patologías que hasta ahora podían pasar desapercibidas.

 

Desde el punto de vista terapéutico, supone una alternativa a la cirugía convencional, con procedimientos mínimamente invasivos, en la mayoría de los casos ambulatorios, con menores riesgos y complicaciones para el paciente así como con un menor índice de recurrencia.

 

En este sentido, una de las principales ventajas de la sialoendoscopia es que, en muchos casos, evita la extirpación quirúrgica total de la glándula salival. “La sialoendoscopia permite el diagnóstico y resolución en un mismo procedimiento, evitando las recurrencias y, en muchos casos la cirugía glandular” afirma el Dr. Francisco Javier Márquez Dorsch, Jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Sanitas La Moraleja. “Antes de la sialoendoscopia, aproximadamente en el 40% de los pacientes afectados la solución pasaba por la extirpación de la glándula afectada con mayor riesgo de complicaciones como parálisis de los nervios facial, lingual o hipogloso; infecciones o hemorragias” añade el Francisco Javier Márquez Dorsch.

 

Así la nueva técnica abre nuevas posibilidades para abordar las patologías más frecuentes relacionadas con las glándulas salivales. Entre ellas, las infecciones de repetición originadas por la formación de cálculos o litiasis; el estrechamiento de los conductos que segregan la saliva o estenosis y los tapones de moco. Algunos síntomas que pueden ocasionar estos problemas son mal sabor en la boca, boca seca y dolor o inflamación en la cara o cuello.

 

Eficaz en un 87% de los casos de parotiditis infantil recurrente.

 

La sialoendoscopia también ayuda en la resolución de la enfermedad de Sjögren, una inflamación autoinmune por el que los ojos y la boca están permanentemente secos. Asimismo se muestra eficaz en el tratamiento de la parotiditis infantil recurrente que se define como la inflamación recurrente de la glándula parótida, generalmente unilateral, con dolor, y episodios que se repiten cada 3 o 4 meses y que afecta a niños desde los 4 meses a los 14 años. Según el Dr. Francisco Javier Márquez Dorsch, “hasta ahora el tratamiento era puramente sintomático con antiflamatorios y antibióticos. Con la sialoendoscopia y el lavado de conductos se consigue la desaparición del 80% de los pacientes tratados con un procedimiento y hasta el 87% en los tratados en dos ocasiones”.

 

El procedimiento es mínimamente invasivo y se puede realizar con anestesia local sin necesidad de ingreso para el paciente